Volver a empezar

En el mundo de la meditación se habla mucho de la respiración, de la mente, de no juzgar, de estar presente…

Pero hay una habilidad clave, quizá no valorada bastante, que practicamos constantemente en la meditación: volver a empezar.

Lo aprendí de Sharon Salzberg, que en su libro Real Happiness: The Power of Meditation, describe la capacidad de volver a empezar como una de las primeras cosas que practicamos al iniciarnos en la meditación. Dirigimos nuestra atención a un objeto (generalmente la respiración), y cada vez que nos encontramos distraídos, empezamos de nuevo. Meditar, escribe Salzberg, es ejercitar el músculo de volver a empezar desde cero, una y otra vez.

Tan cierto, tan hermoso, tan importante.

Saber volver a empezar es muy útil para nuestro bienestar emocional.

Una y otra vez, camino y me caigo. Me levanto y sigo caminando. Me caigo y, de nuevo, me levanto. Cada momento es un momento nuevo. Cada instante volvemos a empezar, volvemos a nacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.